Información para personas que han experimentado un incidente traumático.

Usted puede estar leyendo o escuchando esta información porque posiblemente experimentó incidentes que fueron extremadamente dolorosos o amenazantes, ya sea en su camino hasta aquí o en su país natal. Es posible que haya experimentado una inseguridad extrema o que su vida haya sido amenazada, tal vez haya perdido a alguien muy cercano a usted. Ha logrado mantenerse vivo y esa experiencia extrema le está persiguiendo. Su cuerpo y mente están reaccionando con síntomas que posiblemente no puede explicarse a sí mismo.

Puede que se sienta diferente y ya no se entienda a sí mismo. Tal vez se sienta triste o note falta de energía, se sienta tenso, irritable o agresivo. Puede tener ansiedades o sentimientos de culpa, o no puede sentir nada en absoluto. Tal vez tenga trastornos del sueño, pesadillas o se sienta "atormentado" por las cosas por las que pasó, o tenga imágenes recurrentes de ellas.

Sin embargo, al principio estos síntomas son una reacción normal desencadenada por una situación de vida extremadamente insegura o desencadenados por violencia ya sea como testigo de ella o experimentada directamente. Esto muestra que su mente trata de ayudarse a sí misma mediante la creación de un "programa de emergencia".

También puede descargar o imprimir el siguiente texto aquí:

Para personas afectadas por trauma: información y autoayuda (pdf)

Qué es el trauma?

A un evento incontrolable y que amenaza la vida se le llama trauma. Catástrofes naturales o un fuerte golpe del destino, así como estados de guerra, violencia corporal deliberada (infringida por otros) y ataques de tipo sexual. – Todos estos son eventos traumáticos. Los traumas causados deliberadamente por otros seres humanos son más difíciles de manejar. Es la experiencia más devastadora que una persona puede causar.

Tal experiencia es una catástrofe para la mayoría de las personas. Su cuerpo y mente reaccionan ante una situación tan extrema y se sienten enfermos. Esta es una reacción normal del cuerpo y la mente hacia los incidentes anormales que tuvieron lugar a su alrededor.

El resultado de una experiencia traumática varía entre los seres humanos y no todos se enferman. Si alguien se recupera de una experiencia traumática y cómo lo hace depende de su entorno social, amigos, parientes y condiciones de vida. Naturalmente, también depende del hecho de si él o ella finalmente está a salvo. En cada caso, el proceso de convalecencia y de recuperación requiere tiempo.

¿Cómo reacciona nuestro cuerpo en caso de trauma?

El trauma causa en los seres humanos lo que mismo que el estrés. Durante el desarrollo humano se han construido estructuras que cobran vida en una situación de emergencia. Se llaman respuestas de estrés. Una vez que se activan, actúan automáticamente: nuestro cerebro está liberando hormonas (por ejemplo, adrenalina) y nuestro cuerpo y nuestros sentidos están en alerta. Esto con el fin de garantizar la supervivencia de un ser humano.

El cuerpo reacciona instintivamente: la frecuencia cardíaca se acelera, la presión arterial aumenta, los músculos se tensan, un reflejo contrae las pupilas y todos los sentidos están a la espera de actuar. El ser humano está preparado para tres posibles reacciones:

  • Pelear y posiblemente superar al oponente o enemigo
  • Huir para escapar del peligro
  • Congelarse si la lucha o la huida parecen imposibles

En caso de que la situación que provocó la tensión se mantenga, la reacción de nuestro sistema de estrés cambia: Los opiáceos del propio cuerpo se liberan disminuyendo la intensidad de la sensación de dolor, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se reducen, los músculos se relajan. Todo esto conduce a un tipo de entumecimiento emocional para que uno no experimente conscientemente algo insoportable. En consecuencia, todo lo que sucede durante este estado no se recuerda adecuadamente.
La secuencia de acción, emociones, pensamientos y sensaciones corporales no pueden recordarse en contexto con lo que sucedió.

Sin embargo, una tensión fuerte y / o de larga duración está causando que nuestras reacciones al estrés también duren más de lo que naturalmente deberían. Esto nuevamente está conduciendo a un aumento permanente de las hormonas del estrés. Las acciones, emociones, pensamientos y sensaciones corporales relacionadas con la experiencia traumática se almacenan en diferentes partes de nuestro cerebro. El aumento de las hormonas del estrés evita que estas diferentes partes funcionen correctamente en conjunto. Sin conexión entre el hecho real y las emociones reales durante el hecho, para el cerebro es imposible unir estas dos cosas. Por lo tanto, la persona en cuestión no puede llegar a la conclusión: "Está terminado. Sobreviví ". (Aunque saben que se acabó, no pueden sentir que está realmente terminado).

¿Qué síntomas pueden aparecer con un trauma?

Mientras el trauma no se haya procesado con éxito en mente, reaparecerán los síntomas típicos del trauma:

  1.  Síntomas de aumento de la agitación: Problemas para dormir, pesadillas y aumento de los latidos del corazón. Las personas afectadas están nerviosas, inquietas y de mal humor. La razón de esto es que el cuerpo todavía produce adrenalina. Esto se hace porque el trauma aún no se ha procesado. Nuestro sistema de supervivencia malinterpreta la situación como aún peligrosa –aunque esto no es cierto. El cuerpo aún no ha entendido que la angustia ha llegado a su fin.
  2. Actos de evitación: Revivir un trauma una y otra vez es una carga extrema. Por lo tanto, muchas personas afectadas intentan controlar su memoria evitando todo lo que les recuerda el incidente traumático, p.e., personas, multitudes, ciertos lugares o pensamientos, olores, ruidos, dolor u otras sensaciones corporales, así como ropa o prendas particulares que están relacionadas con el trauma en cuestión.
  3. Recuerdos angustiosos recurrentes: En estos casos, las escenas de la experiencia traumática se reviven como una película una y otra vez. Esto puede suceder mientras uno está despierto y también mientras se está dormido (pesadillas). Junto a las imágenes, pueden aparecer olores, ruidos, dolor u otras sensaciones corporales. Una forma particularmente intensa de revivir los traumas son los llamados flashbacks o escenas retrospectivas. Con frecuencia, aparecen de manera repentina y causan revivir la situación vívidamente y acompañada de emociones muy fuertes. Se siente como si la situación traumática tuviera que ser vivida nuevamente. Esto no solo es molesto, sino que también puede ser muy aterrador.

La reacción intensa de una persona no solo tiene que ver con la intensidad del trauma en sí. El alcance de la reacción depende de cuánto se sintió alguien incapaz de hacer frente al evento traumático. También depende de qué tan inesperado llegó y si la pérdida de control se sintió con fuerza. También es importante cuánta asistencia recibe una persona después de un trauma. Nadie puede predecir exactamente si una persona puede hacer frente a un trauma por sí misma.

  • Consejo: En caso de que usted siga luchando con los efectos de trauma después de 6 meses y en caso de que sufra los síntomas descritos anteriormente, es posible que necesite ayuda. ¡No es su culpa! Para esto, probablemente necesite ayuda experta. El tratamiento en este caso sería una combinación de psicoterapia y medicación. Tan pronto como tenga la oportunidad, llame a un psiquiatra o experto en psicología con experiencia en terapias de trauma. Tenga en cuenta que probablemente estará en la lista de espera, lo que puede llevar bastante tiempo. Por est  Por la misma razón, esta página de inicio le ofrece posibilidades de ayudarse a sí mismo. Al hacer los ejercicios, ayuda a su cuerpo y mente a recuperarse.

Asesoramiento y apoyo para autoayuda:

  1. Procure tener un ejercicio corporal regular. El entrenamiento ayuda a reducir las hormonas del estrés que causan tensión en su cuerpo.
  2. Si tiene miedo, concéntrese en su cuerpo.Ponga su atención en cierta parte de su cuerpo (no importa qué parte), concéntrese y obsérvela.
  3. Establezca su lista personal de recursos. Los recursos son fuentes de poder. Sus talentos personales, sus habilidades, pasatiempos, su familia y amigos, cualquier cosa que le haga bien pertenece a esta lista.
  4. En caso de que parte de su trauma regrese (en caso de un flashback), actúe como se describe a continuación

    dígase a sí mismo:

    En este momento siento
    (pánico, miedo - describa sus emociones actuales) y puedo sentirmi cuerpo (mi corazón se acelera, mi pulso se acelera, mis piernas pueden sentirse débiles y entumecidas) – nombre al menos tres sensaciones, porque recuerdo (nombre el evento de trauma – sin embargo, no indique detalles como, por ejemplo, cuándo y dónde cayeron las bombas).

    Al mismo tiempo, miro a mi alrededor y me doy cuenta de dónde estoy ahora: en qué año (indique la fecha real), estoy aquí en (nombre el lugar donde se está quedando, por ejemplo, Solingen) y estoy mirando... (describa algunas de las cosas que puede ver ahora en este lugar, por ejemplo, una planta, una casa, mis hijos) y, por lo tanto, sé que esto (nombre del trauma, sin detalles, nada más) ya no está sucediendo. Estoy seguro y a salvo.

  5. Use su imaginación! Tenemos la capacidad de imaginar cosas o situaciones y sentirnos bien. Las investigaciones en neurociencias han demostrado que la imaginación forma e influye en nuestro cerebro casi de la misma manera que la experiencia real. En nuestra página de inicio refugee-trauma.help, capítulo "autoayuda", encontrará orientación y consejos de imaginación para recuperarse.
  6. Cuando un mal recuerdo te persigue y no puedes dejar de pensar en las cosas terribles que han sucedido, probablemente pueda ayudarle a mantener su cerebro ocupado con otras cosas:

    A veces es de utilidad cambiar su posición de sentado o acostado, o moverse de una habitación a otra (para llevar su cuerpo a una posición diferente, su cerebro tiene que trabajar muy duro) o hablar con otras personas sobre algo completamente diferente.

    Uno puede concentrarse en un buen recuerdo o en algo que ocurriera regularmente durante su vida diaria o su trabajo diario. Los detalles correspondientes podrían ser contados a alguien que solo existe en su imaginación.
    Puede mantener su cerebro ocupado con cosas extenuantes: resolver problemas o sumas aritméticas, jugar ajedrez, juegos de concentración para computadora o de teléfono celular.

    Use todos los sentidos para atraer su atención hacia la presencia. Coma o beba, huela p.e, flores o café y cualquier otro olor agradable. Nombre los objetos en su entorno. Nombre ruidos que pueda escuchar.
    Los libros de dibujo (por ejemplo, mandalas) requieren toda su atención y ayudan a muchas personas a ser plenamente conscientes de la realidad.

  7. No siempre es una buena idea hablar y explicar en detalle cosas horribles que podrían haberle sucedido. Hoy sabemos que se requiere una enorme cantidad de fuerza interior para recordar exactamente las cosas malas. Por lo tanto, no hable de ello hasta que no se sienta lo suficientemente fuerte como para hacerlo. ¡No permita que nadie le pregunte! (¡Es permitido decir "no" si alguien le insiste!)
  8. Saber que todavía hay muchas cosas buenas y alegres en la vida aparte de acontecimientos terribles ayuda a muchas personas. Intente imaginar esto una y otra vez.
  9. Haga algo que ame hacer! Nada es más útil que hacer cosas que le gusta hacer. Si no está contento hoy, solo haga cosas que le trajeron alegría antes de que ocurriera el trauma.
  10. Contacte a otras personas. Hable con ellos sobre los acontecimientos y las penas cotidianas. Rían juntos e intercambie buenas noticias y asuntos diarios con ellos.
  11. Diga "SÍ" a su vida. Nadie puede cambiar lo que sucedió, pero usted puede ayudarse a retomar su parte en la vida nuevamente.

Los siguientes ejercicios han ayudado a muchas personas en una situación similar a sentirse, al menos, un poco mejor y han aumentado su capacidad para actuar.
Si es posible, lea primero los ejercicios para decidir cuáles pueden serle útiles. Una vez que haya seleccionado uno o dos, repítalos regularmente. Algunas personas experimentan un alivio rápido y perceptible, otras tendrán que seguir repitiendolas regularmente durante largos períodos de tiempo.

Tratar con niños traumatizados (PDF)
Información sobre trauma (PDF)

Archivos de texto y audio para descargar gratis

Audio Files/Nawa and Michaela Huber